Gamba blanca de Huelva

Llega el momento de relajarse, de tomarse un momento y… ¡chuparse los dedos! Porque esta ración de gamba blanca de Huelva a la plancha es una auténtica delicia, de sabor excelente, fáciles de pelar y con esa ligera costra de sal de haberse marcado a la plancha.

Un plato perfecto para reuniones y celebraciones, o darse un pequeño homenaje “motu proprio”, en el que hay que destacar su perfecto maridaje con un buen vino blanco o una cerveza artesanal sin filtrar. Ideal para tomárselo con tiempo.